Valuación de Negocios e Intangibles

Advice / Decision-making and Valuation


Valuación de Negocios e Intangibles
Sergio Tijerina , Financial Consultant, Mexico

Valuación de Negocios e Intangibles, Valuación de Proyectos, Metodos de Valuación


Interesado en compartir ejemplos reales de este tipo de estudios, sus métodos, sus recomendaciones, notas técnicas, artículos, etc:

  • Desarrollo de Negocios

  • Valuación de Negocios

  • Valuación de Intangibles

  • Valuación de Proyectos

  • Métodos de Valuación


  • ¿Cómo se conforma el valor de un negocio?

    El nuevo entorno empresarial se caracteriza por tres elementos esenciales: a) la introducción del conocimiento en los productos y servicios, b) el tipo de trabajo desarrollado en las empresas relacionado cada vez más con el conocimiento y habilidad de los empleados y menos con el trabajo a destajo y c) una estructura modificada de gastos enfocada cada vez más a ciertos tipos de costos, como los de investigación y desarrollo y de distribución y menos a los costos de producción.

    Ante el entorno de la Nueva Economía las transacciones y las medidas contables tradicionales para contabilizar éstas, por si mismas, no son suficientes para representar el valor de las empresas bajo las condiciones económicas actuales. Muchas veces se genera valor aún y cuando no haya ocurrido siquiera alguna de las transacciones usuales que se contabilizan en los negocios, bastan a veces expectativas de acciones futuras para que el valor de mercado de los negocios se vea afectado. Por ende, cada vez más empresas experimentan un diferencial entre los resultados obtenidos utilizando el enfoque moderno de creación de valor y los obtenidos con el enfoque contable de rentabilidad y generación de utilidades.

    El valor de un negocio está integrado por todos los elementos (Activos) tangibles e intangibles que la unidad económica tiene para cumplir su objeto.

    Activos Tangibles

    A instancias de la contabilidad, se denominará activo a aquel conjunto de bienes tangibles o intangibles que posee una empresa. Asimismo, se considerará activos a aquellos bienes que en el futuro tienen una importante probabilidad de convertirse en un real beneficio económico, disfrutando per se de los beneficios que la explotación de esos bienes reportan. Por supuesto que estos variarán de acuerdo al tipo de empresa, su tamaño, entre otras cuestiones. Maquinaria, edificios, herramientas, terrenos, cuentas por cobrar, mobiliarios, son algunos de los activos que puede ostentar una empresa. Estos últimos mencionados forman parte de los Activos Tangibles, fáciles y lógicos de identificar, son todos los bienes de naturaleza material susceptibles de ser percibidos por los sentidos.

    A lo anterior se le suma el valor de los Activos Intangibles.

    Activos Intangibles

    El nuevo entorno empresarial se caracteriza por tres elementos esenciales: a) la introducción del conocimiento en los productos y servicios, b) el tipo de trabajo desarrollado en las empresas relacionado cada vez más con el conocimiento y habilidad de los empleados y menos con el trabajo a destajo y c) una estructura modificada de gastos enfocada cada vez más a ciertos tipos de costos, como los de investigación y desarrollo y de distribución y menos a los costos de producción.

    Ante el entorno de la Nueva Economía las transacciones y las medidas contables tradicionales para contabilizar éstas, por sí mismas, no son suficientes para representar el valor de las empresas bajo las condiciones económicas actuales. Muchas veces se genera valor aún y cuando no haya ocurrido siquiera alguna de las transacciones usuales que se contabilizan en los negocios, bastan a veces expectativas de acciones futuras para que el valor de mercado de los negocios se vea afectado. Por ende, cada vez más empresas experimentan un diferencial entre los resultados obtenidos utilizando el enfoque moderno de creación de valor y los obtenidos con el enfoque contable de rentabilidad y generación de utilidades.

    En la literatura se utilizan indistintamente los términos de “activos intangibles”, “capital intelectual”, “capital de conocimiento”, “activos intelectuales”, “capital relacional”, “capital estructural”, “propiedad intelectual”, entre algunos otros.

    Por definición según las NIC un activo intangible es un activo identificable, de carácter no monetario y sin apariencia física, se reconoce sólo si los beneficios económicos atribuidos al mismo fluyen hacia la entidad.

    En el lenguaje contable el término intangible se emplea con un sentido restringido para aquellos activos que producen beneficios parecidos a los que producen los bienes de uso o de renta y que no pueden materializarse físicamente. Se emplean en las actividades principales de la entidad (en la producción, en la gestión comercial o bien en la administrativa) o son contratados a terceros. Asimismo, su capacidad de servicio no se agota ni se consume en el corto plazo y mientras se usan no se transforman en otros bienes ni están destinados directamente a su venta.

    Los activos intangibles también son tratados como el resultado de la incorporación de la información y el conocimiento a actividades productivas de la organización. Comprenden aquellos conocimientos tácticos o explícitos que generan el valor económico de las organizaciones. Constituyen una fuente importante de ventaja competitiva para la organización a partir de que son activos valiosos, difícilmente imitables por terceros, escasos (personal capacitado); algunos ejemplos son las innovaciones, las patentes registradas, los procesos, es decir, la manera muy particular de hacer las cosas.

    Los activos intangibles pueden ser: patentes, las marcas, la identidad corporativa, franquicia, la comunicación institucional, la imagen, el reconocimiento de los stakeholders, la reputación de una organización; el conocimiento comercial, operativo, científico o tecnológico, la propiedad intelectual, patentes y derechos de comercialización; las licencias, concesiones y derechos de autor; la denominación de origen; secretos industriales; la cartera de clientes y la forma de relacionarse con ellos, entre otros.

    La importancia de considerar la valuación de los activos intangibles dentro de las organizaciones toma relevancia porque modifica las cotizaciones de las mismas en el mercado de valores. Los recursos intangibles no se valúan ni se registran en su totalidad, porque la normatividad contable vigente no lo permite, provocando que los estados financieros de muchas de las organizaciones, lucrativas y no lucrativas, no se encuentren correctamente valuados.

    En el caso de las empresas que cotizan en la bolsa existe una diferencia entre el precio de las acciones a valor de mercado y su valor en libros, esto se presenta por varias causas, siendo una de ellas la falta de registro de los recursos intangibles, además de otras como económicas, políticas, especulativas y de riesgo país. En las empresas que no cotizan en bolsa y en las organizaciones no lucrativas es difícil conocer la diferencia entre el valor en libros y el valor de mercado.

    La Administración de los Activos Intangibles es un concepto relevante para la Administración de la Tecnología y para la empresa, ya que no sólo se refiere a administrar la fuerza de trabajo, ni trata de enfocarse al control del costo del producto o servicio, sino que busca el incremento de su valor y de sus beneficios. En este sentido, la definición de Activos Intangibles se amplía a: el “conocimiento empacado”, el cual incluye los procedimientos de la organización, tecnologías, patentes, habilidades de los empleados y la información sobre los clientes, proveedores e inversionistas.

    React  |  More on the Author  |  More on this Interest Area   |  More on this View



     
    About 12manage | Advertising | Link to us | Privacy | Terms of Service
    Copyright 2017 12manage - The Executive Fast Track. V14.1 - Last updated: 25-9-2017. All names tm by their owners.