La lubricación humana

Paper / Human Resources


La lubricación humana
juan roberto dominguez garcia , Business Consultant, Mexico

Si el recurso humano es el capital mas importante en la organización.....porque pareciera que es más importante el más reciente equipo que acaban de comprar en la fábrica. Ya le pusieron un mecánico de cabecera....y pidieron su hoja técnica de lubricación y me han dicho que aunque es caro el lubricante; la instruccion de la gerencia es.....cuiden a este equipo y lubriquenlo adecuadamente. Por cierto; ¿Cuando fué la mas reciente ocasión en que lubricaron a su gente?


LA LUBRICACION HUMANA…….. ¿CUANDO FUE LA MAS RECIENTE OCASION QUE LUBRICAMOS A NUESTRA GENTE?


Las organizaciones industriales año con año gastan o ¿invierten?, cantidades de dinero cada vez más grandes en el mantenimiento de sus equipos y ya no son pocas aquellas que hasta han contratado el desarrollo de programas computarizados para la planeación y la programación del mantenimiento. Algunas otras con mayor desarrollo; incluso ahora han incorporado en su lenguaje, términos de alta tecnología del mantenimiento como mantenimiento autónomo y pretenden que su gente se involucre más intensamente en el cuidado de sus equipos y en general de su área de trabajo.

Hemos clasificado los aceites y lubricantes para cada tipo de materiales, servicios, temperaturas, eventuales contaminantes e incluso ahora en las industrias alimentarias como la nuestra, con términos como aceites grado alimenticio que buscan que aquellos equipos que requieren de lubricación no se conviertan en focos de contaminación y que se mantenga la inocuidad de los alimentos que se producen.

El desgaste general de una superficie por roce constante debido a la presencia de materia extraña, partículas metálicas o suciedad en el lubricante y que pudiera ser causa para la roturas del elemento lubricado, es ahora tema puntual de interés y de preocupación entre los gerentes de mantenimiento y de quienes tienen a su cargo la lubricación de los equipos de la fábrica. El uso de compuestos que realzan una cierta característica o que imparte una cierta característica al fluido base es ahora una constante y no existe un técnico en mantenimiento que no busque aditivos que contribuyan a hacer más eficientes los resultados de la lubricación.

Todo esto sin duda ha logrado alargar la vida útil de los equipos, reduciendo los costos asociados a su mantenimiento y en general los costos de producción al lograr menores tiempos perdidos y ritmos constantes de proceso. Sin embargo cabe preguntarnos…… ¿Estamos con todo esto montados en el tren de la eficiencia?, ¿Hemos blindado nuestros procesos productivos y garantizado los mejores resultados financieros posibles en una industria como la azucarera?.

Algunos de los activos de nuestras empresas entre los que podemos mencionar a los equipos motrices, los generadores de potencia, turbinas u otros por el estilo tienen incluso un mecanismo fiscal que permite su sustitución cuando por el uso o el simple transcurso del tiempo hacen su operación menos eficiente.

¿Cuántas veces hemos dicho coloquialmente que el recurso humano es el principal activo de nuestras empresas…? ¿Cuántas veces hemos acudido a congresos como este a compartir nuestros logros en materia de la operación de nuestros ingenios y de nuestros esquemas de mantenimiento y eficiencia? ¿Cuántas otras veces más hemos hecho alarde de nuestros menores tiempos perdidos y de nuestro menor consumo de petróleo? y a todo esto..... ¿Realmente debemos de descansar tranquilos por tener ahora un programa de mantenimiento e implantado el mantenimiento autónomo? No quiero minimizar los esfuerzos en este sentido realizados hasta ahora y los sin duda grandes logros en cuanto a la eficiencia fabril. Sin embargo; si quiero llamar su atención hacia un término que esperaría fuera a partir de ahora parte de su diaria atención......la LUBRICACION HUMANA.

¿Cuándo fue la última vez que llamamos a nuestra gente por su nombre y no por su apodo o su sobrenombre?, ¿De cuantos de nuestros colaboradores conocemos su edad, el nombre de su esposa o alguno de sus hijos?, ¿Cuándo fue la más reciente ocasión en que preocupados por su salud o la de su familia acudimos a su casa a ofrecer nuestro apoyo o incluso a dar nuestro apoyo?, ¿Cuándo acudimos a ofrecer nuestros respetos con motivo del fallecimiento de alguien?......en fin; ¿Cuándo fue la más reciente ocasión en que lubricamos a nuestra gente?.

Generalmente pensamos y decimos que a nuestra gente le pagamos por su servicio y que en consecuencia esta debería de ofrecerse a plenitud. A nuestros equipos también pagamos por ellos cuando los compramos y posteriormente gastamos importantes cantidades de dinero en su mantenimiento y reposición. Todos los equipos motrices y que lubricamos acuciosamente se mueven mediante la intervención de una cierta cantidad y tipo de energía. Nuestra gente también se mueve y para ello le pagamos un sueldo o un salario y lo incentivamos con premios de mayor o menor cuantía. Pero; ¿Son estos premios....aditivos que logran acentuar las características del salario base como lo hacemos con los compuestos que agregamos a nuestros lubricantes para elevar el rendimiento de estos?.

Sabemos suficiente sobre la lubricación de partes metálicas que tienen rozamiento y hacemos un esfuerzo cada vez más importante para utilizar el lubricante más adecuado atendiendo a la abrasión que sufren las partes en movimiento, la temperatura que se obtiene, las capacidades de adherencia de los aceites, la habilidad antiespumante y antioxidante de los aditivos y lubricantes y en fin, de aquellas condiciones y características que lograrán prolongar la vida útil de nuestros equipos. Sin embargo; ¿Cuánto sabemos de lo que le sirve o no le sirve a nuestra gente para lograr su motivación o su mejor operación?, ¿Cuánto conocemos de los intereses de nuestra gente y de la gente de nuestra gente? ¿Cuándo fue la última vez que nos preocupamos por identificar las condiciones que dañan las capacidades y las habilidades de nuestra gente?..... y en general; ¿Cuándo fue la más reciente ocasión en que lubricamos a nuestra gente?

¿Qué debemos hacer en dirección de la lubricación humana?..... En primer lugar es importante estar ciertos que nuestra gente es esencialmente una máquina con corazón y cerebro. El corazón le permite sentir y el cerebro discernir por lo que finalmente tomará acciones en razón directamente proporcional a la fricción que perciba en su relación con la organización. Las máquinas responden por razones de principios de la física y de la química de los materiales con los cuales fue construida mientras que nuestra gente ofrece una naturaleza distinta.

Por todo esto; nuestras respuestas deberán seguir patrones muy especiales; tales como:

1.- La gente....... nuestra gente es única y por lo tanto; no podemos aplicar fórmulas generalizadas. No existe un compuesto lubricante que permita lubricar por igual a toda la gente.

2.- La gente..... nuestra gente está integrada a su medio ambiente y por lo tanto; lo que suceda con su familia, sus amigos, su comunidad y en general con todo lo que le rodea es importante para determinar la constitución del lubricante que debamos de utilizar.

3.- La gente......nuestra gente es emotiva por definición y por lo tanto; aunque pudiera en alguna suerte de conformismo medioambiental, haberse adaptado a su circunstancia esto no significa que la fricción o el rozamiento al que la enfrentamos, hubiera ya dejado de provocarle dolor.

4.- La gente..... nuestra gente tiene memoria y recuerda la forma en que la hemos hecho trabajar sin lubricación suficiente, oportuna y adecuada.

5.- La gente..... nuestra gente ha sido enseñada a ser reactiva y por lo tanto se moverá en una cierta dirección cuando se sienta agredida.

Las primeras tareas que podemos realizar pueden ser:

1.- Dirigirnos a nuestra gente con el respeto que demandamos para nosotros mismos.

2.- Preocuparnos por nuestra gente...aquella que colabora con nosotros; tanto como nosotros nos preocupamos por nuestra gente..... nuestra familia. Finalmente con esta gente pasamos una parte muy importante de nuestras vidas.

3.- Conocer más acerca de nuestra gente, sus gustos, sus preocupaciones, sus intereses, su familia, sus logros y en general de todo aquello que le es intrínseco.

4.- Seguir estudiando más acerca de cómo podemos lubricar a nuestra gente y por supuesto seguir invitando a Juan a platicar sobre estos temas ya que esto seguramente lo entusiasma y en consecuencia el es lubricado intensamente.

React  |  More on the Author  |  More on this Interest Area



 
About 12manage | Advertising | Link to us | Privacy | Terms of Service
Copyright 2017 12manage - The Executive Fast Track. V14.1 - Last updated: 21-10-2017. All names tm by their owners.