7 Habitos de la Gente Altamente Efectiva - Reseña de Libros


 
Siete Hábitos > Foro Ingrese

7 Habitos de la Gente Altamente Efectiva - Reseña de Libros
maricelapard, Gerente de Proyecto, Colombia

LOS 7 HABITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA
Stephen Richard Covey

Para hablar de la obra se hace necesario primero hacer alusión a algunos datos bibliográficos:

“Stephen R. Covey es conocido por ser el autor del libro de gran venta: Los siete hábitos de las personas altamente efectivas. Nació el 24 de octubre de 1932 en Salt Lake City (Utah, Estados Unidos)[…]
Carrera Académica
Stephen Covey posee una licenciatura en Administración de empresas, que le fue otorgada por la Universidad de Utah (en Salt Lake City), una maestría en Administración de Empresas, obtenida de la Universidad de Harvard y un doctorado en historia y doctrina de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, otorgado por la Universidad Brigham Young. Prácticamente ha dedicado gran parte de su vida a la enseñanza y practica de los preceptos que detalla en sus libros, de como vivir y liderar organizaciones y familias basándose (centrándose) en principios los cuales él sostiene, son universales y como tales son principios aceptados por las grandes religiones y sistemas éticos del mundo.”

Este artículo es extraído de Wikipedia. Al leerlo se encuentran algunos apuntes que llaman poderosamente la atención y que se colocan a continuación:
1. Se conoce a Stephen Covey por el libro que es materia de análisis para este ensayo y que ha vendido más de 15.000 millones de copias.
2. Es un licenciado en Administración de Empresas misma carrera en la que hizo su maestría. Tiene un doctorado en historia y doctrina de la iglesia de Jesús.

Se retoman estos dos datos porque al leer el libro tengo sentimientos encontrados y pretendo aclararlos a medida que se plasman en ideas.

Se entiende que Covey acepta y defiende la importancia de los principios rectores de las conductas humanas. Principios como rectitud, integridad, honestidad, dignidad humana, servicio, calidad, crecimiento, paciencia, educación y estímulo, que afirma pertenecen a diferentes religiones y que hacen parte de la condición, conciencia y moral humanas. Es un defensor de que éstos son innatos en cada individuo.

Con su defensa de la ética del carácter en la que dice que los principios gobiernan la efectividad humana empieza a formular el paradigma o cristal a través del cual va a mirar el mundo. Hasta aquí todo suena aceptable.

Cuando Covey habla del paradigma de la ética de la personalidad que existe fuera del suyo, e intenta explicar el por qué no es éste el que se debe tener en cuenta, se nota que los ataques se hacen frontales, desdeñando de plano un enfoque que para algunos ha significado una forma de mirar el mundo y desde el cual se ha obtenido crecimiento personal. Si bien es cierto que es necesario en ocasiones ejercer cambios en los paradigmas, también lo es que no debería hacerse, como en el caso de Covey, descalificando con expresiones directas y duras todo lo que ha representado hasta ahora la teoría de Erich Fromm, entre otros, para poder convencer que es la teoría del carácter, la suya, la que debe ser tenida en cuenta.

Llamar “falso encanto de la ética de la personalidad” y decir que el atractivo solo estriba en pretender alcanzar la calidad de vida de una forma rápida y sencilla, que la ética de la personalidad es “ilusoria y engañosa” y otros calificativos más, solo hace que se sospeche de las bondades de su propia teoría. Difícil que se acepte un paradigma nuevo que entra pisoteando las ideas creadoras de los que podrían ser sus antecesores; que se pretenda que se tiene la verdad revelada y que antes y/o después de lo que se tiene no existe nada cierto, que sirva.

Se sospecha aún más cuando el atacado es un psicoanalista prestante, humanista y que ha llevado a cabo investigaciones acerca de las conductas humanas, y el atacante ha dedicado sus estudios y su efectividad al servicio empresarial, sin estudios de psicología.

De otro lado, aunque esta forma de vender una idea logra establecer prevenciones, considero que no debe dejarse de lado la lectura y análisis del texto, so pena de caer en el mismo error de descalificar ideas por el hecho de que algo no encaje en los propios paradigmas. Leído el texto se pueden extraer algunos apartes de él que es importante tener en cuenta.

El paradigma de los 7 hábitos menciona etapas de crecimiento individual que parten de la dependencia, que es la etapa del tú, donde es muy importante lo que los demás dicen de los otros y cómo los ven, pasan a la etapa de independencia, la del yo, que es cómo el individuo se va librando de lo que los demás dicen y engrandando el carácter con lo que hace y dice creyendo en él, y finalmente una etapa de interdependencia cuando se logra entender que es un nosotros lo que importa, cuando lo que se realiza se hace teniendo en cuenta al otro no para influenciarlo sino para compartir con él la vida.

Importante que para crecimiento empresarial los gerentes hayan alcanzado etapas de crecimiento personal, que sean capaces de actuar con mucha inteligencia y sensibilidad humana y que, si leyendo y poniendo en práctica la teoría de los 7 hábitos se puede lograr, bienvenido el paradigma. Que si las personas además se apoyan en este paradigma logrando cambios sustanciales en su crecimiento personal para ponerlo en práctica en todos los aspectos de su vida sin necesidad de ser gerentes o tener a su cargo personal, mejor aún.

 
 
Critica a Erich Fromm
Victor Hugo Cipriani Gonzales, Asesor Empresarial, Bolivia
Estimada Marisela,
Solo por curiosidad, por favor, podrías entregarme referencias o datos donde se establezca que Erich Fromm es el blanco de las palabras de S. Covey.
Por otro lado, en las obras que he leído de Fromm no he visto referencias a la ética de la personalidad, mas bien lo veo centrado en el desarrollo y explicacion de sus teorias de psicologia social y de ninguna manera interesado en el tema de "la ética de la personalidad", incluso en su libro el "arte de amar" se podría decir que comparte parte de la visión de Covey desde que establece que "amar" es un arte y como tal debe uno decidarse a él con ahinco y disciplina, similar a como alguien que quiera desarrollar su talento musical a un nivel aceptable, debe dedicarle varias horas y perseverar en su cometido, algo similar dice Covey al indicar que el camino de la "ética del carácter" no es fácil y lleva implícito un esfuerzo consciente y deliberado por ser mejor. Cordiales saludos, Victor Cipriani.
 

   
 

    ¿Quiere estudiar más? Usted puede aprender más de los sumarios, foros, debates, clases, cursos, formación, instrucciones, consejos de expertos, las mejores prácticas y las fuentes de educación. Registrese.  


Special Interest Group Leader

Usted aquí


Más sobre Siete Hábitos
Resumen
Foro
Mejores Prácticas

Consejos de expertos

Recursos

Acerca de 12manage | Publicidad | Vincúlese | Privacidad | Términos del Servicio
Derechos reservados 2017 12manage – El atajo para ejecutivos. V14.1 – Última actualización: 26-7-2017. Todos los nombres tm pertenecen a sus propietarios.